Blogia
En Tierra Firme

Estudiando la filosofía cartesiana

Llegué tarde a clase como de costumbre. Todo el mundo estaba hablando, había gente de pie, otros dando vueltas, unos en las mesas haciendo cosas... Me dirigí a Manolo:

- ¿Y el profesor? –pregunté.

- No ha venido.

- Vaya putada, ahora tendremos que estar dos horas sin hacer nada.

- Sí, yo me voy a ir, para una hora que me queda después no vale la pena, además en lengua no hacemos nada.

- Pues sí.

Cogió el montante y se fue. No solía hablar con él pero me caía bien. Jamás se metía con nadie, nunca hablaba, no decía tonterías, era discreto y le gustaba pasar desapercibido.

Decidí quedarme en clase, quería aprovechar el tiempo para repasar los apuntes de filosofía. Me senté en la última fila, abrí el libro y me puse a leer. Descartes era un hombre sensato; razonaba, decía que nunca había que dar nada por hecho, que todas las creencias debían pasar por el filtro de la razón. Parece una tontería obvia, pero en su tiempo era una novedad ya que todo el mundo daba por hecho las cosas sólo porque Aristóteles o cualquier eminencia las había dicho. Él quiso romper con todo eso.

Pero la lectura me estaba resultando dificultosa, no podía concentrarme; delante de mí se había formado un corrillo de contertulios en el que estaban comentando la actualidad mundial y empecé a escuchar lo que decían.

- ¿Y el Manolo? Se ha ido sin decir nada, ¿verdad que es raro? Nunca habla con nadie – dijo una morena.

- Sí –contestó una gorda–, la verdad es que es bastante rarito, yo creo que es maricón.

- No me extrañaría nada –contestó la morena.

- Sí, seguro que es maricón. Ese tío no es normal.

- No es maricón –dijo una rubia que se incorporó a la conversación–. Manolo tiene novia, que yo lo he visto con ella.

- Sí –dijo la morena–, Pero yo siempre veo a su novia paseando con otro. Incluso cuando va con Manolo, el amigo también les acompaña. Se pasa más tiempo con el amigo que con el novio.

- Claro –dijo la gorda–. Además, ¿cuántos maricones hay por ahí que tienen novia sólo como tapadera?

Yo ya había perdido la pista al racionalismo de Descartes, estaba muy atento a la conversación. Por lo visto todo el mundo menos yo conocía a algún homosexual que lo tapaba saliendo con una chica. No pude evitar meterme en la conversación y decir:

- ¿Qué pasa? ¿Su novia no puede tener un amigo con el que se lleve bien?

- Sí –dijo la morena– pero no es normal que se pase las veinticuatro horas con él. Yo si tuviese novio y se pasase todo el día con una amiga me tocaría las narices.

- Habrá que ir con cuidado con ese –dijo uno–, no sea que te agaches y te dé por el culo.

Estaban afirmando que era homosexual tan sólo por que no hablaba con nadie y su novia tenía un amigo. Yo me estaba indignando cada vez más. En primer lugar si fuese homosexual me daría lo mismo, segundo, ¿qué derecho tenían para juzgar a una persona de ese modo y de esa forma tan despectiva? Sobre todo me sorprendía la actitud de los que empezaron a hacer bromas con la presencia de un homosexual en clase, son de esos que normalmente no se comen un rosco con ninguna tía y dan por hecho que si se agachan les darán por el culo, como si los homosexuales no pudiesen tener una pareja, un gusto, unas preferencias o unos sentimientos. ¿Es que todos eran necesariamente promiscuos? Y en cualquier caso, ¿había alguna diferencia entre un homosexual promiscuo y un heterosexual promiscuo?

Decidí no intervenir en la conversación. De haberlo hecho seguramente se pensarían que yo también soy homosexual o, incluso, viendo la capacidad que tenían de relacionar y dar cosas por sentadas serían capaces de afirmar que yo era el novio. Continuaron hablando de sus suposiciones. Más tarde hablaron de la selectividad, de las clases, de la carrera que querían estudiar. Cada cual comentaba sus preferencias, entonces decidí aportar mi grano de arena:

- A mí me gustaría mucho estudiar periodismo o comunicación audiovisual.

- Eso está muy bien –dijo la gorda– con un poco de suerte puedes trabajar en Aquí hay tomate.

FLASHBACK

Ante mi sorpresa de que en Valencia hacía falta sacar un 8,20 para entrar en periodismo pregunté a la profesora:

- ¿Por qué para entrar a periodismo hace falta tanta nota?

- Porque hay mucha demanda –me respondió.

No sabía si había escuchado bien, pero de lo que sí que estaba seguro es que hablaba en serio.

- ¿Dices que es una suerte trabajar en Aquí hay tomate?

- Sí, tienes que tener muuuuuuucha suerte porque entrar en un sitio así es muy difícil.

- ¿Pero eso es una suerte?

- Sí, es un buen trabajo, te pasas el día diciendo tonterías.

Me dieron ganas de decir: Es una lástima, tú te pasas todo el día diciendo tonterías y no te pagan.

FLASBACK 2

Estaba en el plató de Aquí hay tomate (que es el mismo que el de Salsa Rosa, lo que pasa que el fin de semana cambian el decorado) observando cómo era todo. (Algún día contaré mi paso por Tele 5) Me acompañaban dos amigos y nuestro anfitrión Maxim Huerta, que ahora es el colaborador del programa de Ana Rosa, entonces trabajaba en el telediario de la noche. El programa ya había terminado. Había un guión encima de la mesa, yo lo cogí, lo miré y me pregunté quién escribiría todas esas gilipolleces. Máxim Huerta al verme con el guión me dijo:

- Si quieres puedes coger el guión y quedártelo.

Cogí el guión y lo guardé en la mochila como una reliquia. Hoy en día lo conservo.

Decidí no hablar más para no perder el tiempo, era inútil explicarles nada. Abrí de nuevo el libro de filosofía, quise impregnarme de conocimientos de filosofía cartesiana, pero ahora todo me resultaba incomprensible.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

13 comentarios

carlos -

nos abía que en el mundo queaban personas tan atrasadas... y gente joven además... de dónde decías que eras..??? para no ir nunca...

Jess -

Yo cuando iba al instituto salté una vez a defender a la que no estaba presente, porq tb se estaban pasando con ella... y me pasé el resto del curso teniendo q hacer oidos sordos a lo q decian d ella y d mi. Quedarse callado es una buena opción cuando los que te van a escuchar son idiotas.
Q buena tu página. Creo q merece la pena pasarse por aquí a menudo.

marc -

mmmm buena historia lo que pasa esque esta sociedad esta demasiado estereotipada i manipulada por eso cada ves hay mas gente estupida y cada ves va a mas nose si me esplico bien esque estoy medio dormido jejeje

Fenix -

Los ultimos 4 comentarios no tienen desperdicio como tu post xDD

monocamy -

xDDDDD

Pues yo me habría estado riendo, por lo bajini, hasta que me preguntaran "¿de qué te ríes?" "de las cosas que decís, me hacen gracia". Y sin más explicaciones, me cambiaría de sitio. Iba a quedar escocidos... xDD

juajuajua POLÉMICAAA, camina conmigo :PPP

Nica -

Pues la verdad es que a mi me ha gustado tu razonamiento y tu forma de ver la vida...

besitos

Rosicky -

Esta gente... es patético... yo les hubiese contestado...

Cuando trabajes en Aquí hay tomate tienes que entrevistar a Manuel para que dé testimonio de su homosexualidad...

Por cierto... Manolo se ha ido del instituto¿? Se ha muerto¿?¿?... Es que hablas de él en pasado como si ya no lo vieses nunca :S

Eso... que la gente da bastante pena...

Un abrazo maestro!!!

Eliza -

La verdad es que yo odiaba levantarme para ir a clase a las 8.30 y que luego el profesor no apareciese...

dragonfly -

Una de las cosas que me repatea más de la gente es que suele hablar de los demás sin saber y normalmente no para bien ... ¿No tienen suficiente con su vida?
MMm, seguro que tu paso por Tele 5 es interesante, cuando puedas cuentalo.
Saludos

Marta -

Pues creo que tenías buen material para aplicar lo que estudiabas. Seguramente tus compañeras tenían la glándula pineal atrofiada por lo que sus percepciones son realmente esperpénticas, pero muy simpáticas. A mí me producen un sonrisa tierna.
Un beso , monarro ;)

TST -

Por diorrrrr, qué gorda me ha caído la gorda!!!!

Su -

Lo que sería realmente una suerte, sería que te tocase hacer guardias en casa de Jesulín o de Bisbal tío, para poder hacerle preguntas super importantes ;-)

Imagino que conversaciones así (la del tomate, la de los gays paso porque no merece comentario) te desanimarán, así que ¡¡ánimo!! y recuerda que existe periodismo más allá de Salsa rosa ;-)

Un beso

Celia -

jajajajaajjajja ahora si que me da algo jajajajajaja ¿Una suerte trabajar en Aquí hay tomate? Si, será una suerte para el que aprobó periodismo por pena, y no encontraba un trabajo decente por ningún lado...
En cuanto a los rumores... La gente ya no sabe qué inventar, se inventan las vidas ajenas que les gustaría tener, porque sus vidas son tan vacías que necesitan llenarlas con las vidas de los demás... eso sí, que nadie los critique a ellos.
En fin, Fredy, un beso!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres