Blogia
En Tierra Firme

Estudiando inglés.

Sigo trabado con el inglés, es mi eterna asignatura pendiente desde los tiempos paleozoicos de EGB, ya entonces siempre me quedaba la asignatura pendiente para septiembre. Es extraño, todas esas horas que he empleado estudiando inglés a lo largo de mi vida han sido completamente inútiles. Nunca he memorizado nada ni he aprendido nada. Lo único que he hecho ha sido arrojar apuntes dentro de un agujero negro que jamás devuelve lo que traga. Todos mis conocimientos se los ha tragado mi materia gris. Me pregunto en qué borrachera perdí todas esas neuronas que albergaban los conocimientos que una vez me ayudaron a aprobar

Durante el tiempo que estudié administrativo también tuve la asignatura de inglés, pero era mucho más fácil, entonces, nuestro profesor, viendo las pocas perspectivas de futuro que teníamos, sumadas a las pocas ganas de trabajar, nos aprobaba sin hacernos examen. En esas clases lo único que hacíamos era hablar de Gran Hermano, Crónicas Marcianas, Operación Triunfo... el resto daba igual.

Ya lo sé, no es ninguna excusa, debería estudiar y sacármelo todo con buena nota, pero eso de aprender cosas ilógicas que no tienen ni pies ni cabeza lo llevo fatal. Me desespero fácilmente cuando me autocorrijo ejercicios con las soluciones del libro y descubro que lo hago mal sin entender por qué. Es cuando comienza mi recital de preguntas retóricas: – ¿Por qué? ¿Por qué esto no es así? ¿Por qué Dios mío? – y miro por la ventana mientras blasfemo contra dios, la virgen y todos los santos esperando que se abran las nubes y aparezca la voz de dios para explicarme cómo se escribe bien en inglés. Pero no, no aparece nadie, entonces intento tranquilizarme y le digo a Dios: –Venga, Dios mío, no era mi intención ofenderte, prometo hacerme católico si me pones una lengua de fuego de esas sobre mi cabeza que hace hablar todos los idiomas... aunque sólo sean los días que tengo examen. ¡Por favor! ¡Te lo suplico!–. Pero no viene la lengua de fuego por ninguna parte y comienzo a cagarme en San Pentecostés y la única lengua de fuego es la mía. Al cabo del rato, pienso que durante el tiempo que he estado hablando solo y lamentándome, hubiese podido leer los apuntes e intentar entenderlo. Pero estoy así de loco. ¿Qué se le va a hacer?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

Alicia -

No es cuestion de querer aprender sino de odiarlo, como yo! y asi te motivas mas.
Pero, como bien sabras, lo mejor para aprender un idioma es estar en un pais anglo-parlante por una temporada y asi aunque seas un negado, aprendes fijo!
Empieza por mirar pelis en ingles tambien, aunque sea con subtitulos.

IVAN -

Hello, God speak only English with me.
George Bush

Su -

Excepto la pronunciación (que da vergüenza) el resto del inglés no se me da excesivamente mal.... pero sin entender porqué en determinados casos usan el present perfect en lugar del puto pasado ;-)

Un beso y no te desanimes porque dios no te conteste, yo llevo años intentando contactar con él y sigo esperando

Luna -

Muy divertido. Cuánto más cabreado estás, más gracioso me pareces.
Menuda lengua de fuego tienes!
;) jejeje.

Rosicky -

Hola mi querido camarada!

El inglés... ains... No es que yo controle mucho... pero no me parece una lengua excesivamente difícil... Sus recursos son bastante pobres... Tiene pocas cosas que enteder... Te voy a tener que dar clases eh!! ajaja Yo no... pero mi hermana sí, ella controla el triple ;) Pero al menos debes estar orgulloso de dominar medianamente (partiendo de la base de que ninguna lengua se domina jamás) una de las lenguas más ricas del mundo :)

Un abrazo amigo míO!

Celia -

Jajajajja, ¿Tú? ¿Católico? XD

Para la próxima, invéntate el examen, que lo mismo ocurre un milagro... :P

Fenix -

JAJAJA. LIALA
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres