Blogia
En Tierra Firme

La alquimia urbanística


Si hoy en día se propagase un incendio que arrasase con de 21 millones de metros cuadrados de vegetación, seguramente en los medios de comunicación se hablaría de una catástrofe natural sin precedentes y los gobiernos iniciarían proyectos de repoblación forestal y campañas publicitarias para concienciarnos del peligro que entraña encender hogueras en el campo. Ahora bien, si los que arrasan esa misma superficie rural en la Comunidad Valenciana son especuladores urbanísticos, no pasa absolutamente nada. Es más, dirán que son actividades prósperas para el desarrollo económico.

Sabemos que la construcción genera cantidades astronómicas de dinero que representan el 16% del PIB español y proporcionan trabajo a muchísimas personas. También sabemos que arrastra a otras actividades económicas desde la siderúrgica, la química, el transporte y activa sectores terciarios como el mercado inmobiliario, las financieras, las aseguradoras, etc. Pero cabe preguntarse hasta qué punto es beneficioso el desarrollo urbanístico a costa de la literal destrucción de toda superficie rural de las costas del Mediterráneo y hasta qué punto es peligroso basar la economía de un país en un sector como la construcción.

Los alcaldes de turno quieren convencernos de la necesidad de cometer estos atentados contra la naturaleza, nos hablan de miles de puestos de trabajo, de un incremento de la población, de turistas ricos que vendrán a vivir a Valencia para dejarse todo su dinero mientras juegan al golf. Hablan de nuestras futuras ciudades como si se tratara de un nuevo Edén donde todos seremos ricos y felices. Es como si Luís García Berlanga viniese a contarnos una segunda parte de la película Bienvenido Mr. Marshall.

Todo esto sonaría bonito y embelesador si no fuese porque obvian algunos detalles tan insignificantes como la temporalidad de los trabajos que genera el turismo de sol y playa (les invito a que paseen en invierno por alguna zona comercial de una zona turística para que saquen una conclusión al respecto) o el hecho trivial de que se necesiten puestos de trabajo estables si es que quieren que la gente se traslade a vivir a la costa. También cabe pensar si los turistas ricos a los que les gusta jugar al golf se han vuelto idiotas y se van a mudar desde sus fincas de Inglaterra para vivir en apartamentos de playa de 70 metros cuadrados.

Viendo el panorama no cabe duda de que los planes urbanísticos que nos acechan son exagerados y tan sólo responden a intereses especulativos. Construyen de forma vertical para intentar hacer cuantos más pisos sea posible y sacar mayor beneficio. Todo esto conduce a la destrucción del litoral y a una gestión insostenible de los recursos naturales. O lo que es lo mismo: el ejemplo urbanístico del que huyen los turistas de calidad. Por otro lado, nadie trata de aumentar la calidad de los servicios que ya se ofrecen, ni intentan recuperar los paisajes naturales de gran atractivo, ni tampoco pretenden hacer ciudades que crezcan proporcionalmente al número de población. Un ejemplo que muestra la incompetencia de los ediles es el que ocurre en Cullera: pretenden hacer 850.000 metros cuadrados de campo de golf, pero todavía no han sido capaces de financiar el césped del campo de fútbol de la ciudad.

A todo esto, como ya se ha visto en Marbella, sabemos que sobre la costa planea la sombra de la corrupción y que algunos sucumben ante las suculentas ofertas de las constructoras. Deberíamos empezar a preguntarnos qué proceso se sigue para que un suelo rústico se convierta en urbanizable.

Los especuladores podrán convertir en oro cualquier cosa que toquen y seguramente seguirán produciendo nuevas “Marinas d´or”. Creerán tener en sus manos el poder de la alquimia. Pero cuando se den cuenta que convertir en oro su propia comida les matará de hambre, puede ser que ya sea tarde para rectificar como hizo el Rey Midas en el famoso mito.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Marta -

Mientras no se usen mecanismos de concienciación para la gente, ésta se harte y en consecuencia, decidan movilizarse, seguirán haciendo lo que les dé la gana. La información es necesaria y que se den cuenta que no sólo lo van a padecer ellos, sino sus futuras generaciones. Así pues, me parece totalmente loable que uses el blog como medio de denuncia de tanta corrupción política
Un beso!

Trankiller -

en el aspecto ecologico totalmente de acuerdo, en el aspecto economico, no creo ke te hayas dado cuenta de lo ke no se han dado cuenta los 200 economistas de las promotoras...
En el aspecto politico... ya sabes ke soy de contrapelo y en el aspecto sexual... caballero, cuando me dará el revolcon ke me debe??

Por cierto, gracias, Acabo de recordar al leer lo del cesped ke tengo ke mirar una cosa en la escuela de capataces.

Besos y tocamientos pertinentes.

bowie -

tiene usted toda la razón, es una verguenza, y nadie hace nada

abrazo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres