Blogia
En Tierra Firme

Encontrar la meta en mitad de la carrera (o los poemas proféticos)

Encontrar la meta en mitad de la carrera (o los poemas proféticos)

A veces uno le encuentra sentido a lo que hace después de mucho tiempo. Hace años escribí un poema bastante curioso y enigmático.  Era el proyecto de una canción de amor que terminó hablando de mi actitud ante la vida. Yo entonces no sabía nada, no sabía a dónde me dirigía ni lo que quería, pero sin querer tracé con ese poema la hoja de ruta a seguir el resto de mis días. Ahora ese poema no para de sonar en mi cabeza, lo recito mentalmente y sé que esconde la clave de mi actual situación.

Hoy en día estoy en medio de un desierto de arena. En los horizontes no se divisa nada. Sólo recuerdo de dónde partí y a dónde quería dirigirme. El proyecto de hacer una carrera se desvanece con cada paso que doy. Cada huella que dejo en el desierto tiene menos sentido que la anterior. Tengo la absoluta certeza de estar caminando hacia La Nada. Sólo escucho la melodía de la desmotivación y del desencanto.  Los objetivos no me deparan ninguna alegría ni satisfacción. No me interesa seguir el camino, no me interesa ser mejor persona obedeciendo y haciendo lo que debo. Yo ya no me autoengaño y tal vez eso sea lo peor de todo. No soy capaz de ver el sentido pragmático de la vida. Desprecio hacer las cosas por inercia y maldigo todo acto de la vida que no contenga una chispa de amor.  Odio que solo se valoren los frutos de las acciones y no las acciones en sí. Odio tener que aprender cosas que no me interesan y luchar por aprobados de asignaturas con las que no disfruto y carecen de completo sentido para mí.

Ya sé que la vida no es un camino de rosas y sé que cualquier persona racional me explicará con doscientos mil argumentos que el paso que voy a dar es el equivocado y me podrán dar cien mil razones para continuar adelante en esta travesía. Pero es inútil tratar de hacerle creer a un suicida que la vida es maravillosa. La vida del suicida no es la misma que la del luchador aunque compartan el mismo escenario. Yo he decidido que no voy a continuar adelante con esto. No quiero seguir compitiendo en esta carrera. No soy como ellos. No puedo desvivirme por algo que no siento. No puedo esforzarme por objetivos que me parecen bromas de mal gusto o insultos a la inteligencia. Desprecio a los subhumanos que sí que lo hacen al igual que ellos despreciarán mi total actitud cínica ante la vida. A mí me da vergüenza ajena ver cómo alguien es capaz de llorar porque no sabe si aprobará el próximo examen de comunicación interactiva.

Ahora la única palabra que inunda todo es IMPRODUCTIVIDAD, con mayúsculas. No he hecho nada útil. He aprendido algunas cosas, pero siento que soy un completo inútil que si sigue la travesía sólo servirá para darle al botón REC de una cámara y poco más. El único aprendizaje de la vida es leer libros y es lo que más echo de menos. Pero la desidia que me invade me impide leerlos. Así que soy un auténtico parásito, una cucaracha que encima tiene que pagar alquiler y la comida que compra. Soy un trozo de vida insana que ha alcanzado una lucidez tan abrumadora que cualquier acto de la vida me parece irracional.

Tan sólo voy a disfrutar del camino. Voy a ir a mi marcha, voy a perderme, no llegaré al objetivo que me marqué. Voy a trazar mi propio camino y es probable que acabe perdiéndome lejos de la meta de esta carrera sin sentido. El estado me va a dar una beca para que pase un año en Turquía estudiando, aprovecharé la financiación para pasar un año sabático en tierras asiáticas y a partir de ahí continuaré mi propio camino, lejos de las aulas, lejos de los profesores, lejos de los botellones y lejos del sinsentido. Mi sueño siempre fue ser un creador y no un instrumento.

Por fin he encontrado el camino que ha de guiar mis pasos.

Os dejo con el poema profético que escribí hace mucho tiempo, cuando todavía creía que rimar tiempos verbales eran proezas de un auténtico poeta.


ERA

La mariposa hoy reposa,
me falta un ala para volar,
soy nadie si soy mitad,
son horas y tiempos de calamidad.

Encontré la ansiada meta
en mitad de la carrera,
sabía cuál era mi destino
y ya no compito por el objetivo.

Tentaciones, curiosas voces,
Son inaudibles si son permitidas
Y retumban en mi oído si son prohibidas,
dudas y ansiedad de emociones.

Lagos azules, faros verdes
¿lo que busques o lo que encuentres?
¿lo que escuches o lo que sientes?
¿vulnerable o perenne?

Es muy cruel tu forma de pensar
Yo siempre he preferido elegir que descartar,
más silencios emitirás
y más sordo me notaras.

Vamos, entra tu primero,
nunca me ha gustado ser un caballero
y siempre he negado ser un plebeyo,
pero hoy he sentido el agua en el cuello.

lagos azules, faros verdes
agua que fluye , tormenta de Viernes
tiempo que pudre, espero que llegues
quizás no escuches, quizas no quieres


No hay palomas que hablen
si mi imaginación no las hace

lluvia satisfactoria
lluvia usurpadora
lluvia satisfactoria
lluvia usurpadora
lluvia satisfactoria
lluvia usurpadora
lluvia
     lluvia
          lluvia
                 lluvia
                         lluvia
lluvia
    lluvia  lluvia

lluvia
    lluvia  lluvia
lluvia
    lluvia
        lluvia


    lluvia

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

8 comentarios

carmen85 -

Odio que solo se valoren los frutos de las acciones y no las acciones en sí.

¡Eso díselo a los que llevan nuestro sistema educativo! xDDDDDDD

Irene -

Buscando una foto llegué un día hasta aquí, leí algo y guardé la dirección para leer más otro día con más tiempo.
Me encanta el poema, sobretodo los tres primeros párrafos.

yo -

[Prov 14:12] Hay camino que al hombre le parece derecho, pero es camino que lleva a la muerte.

[Rom 6:23] Porque la paga del pecado es muerte, mientras que la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús, nuestro Señor.

[Juan 14:6] Jesús dijo, "Yo soy el camino, la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por Mí."

macri2402 -

Interesante reflexión, pero en ocasiones tendemos a pensar que ir en contra de lo que creemos establecido y adecuado,(visto desde un punto de vista social amplio) es seguir nuestro propio camino, cuando en realidad esas desviaciones son ínfimas dentro del recorrido existencial.

En Tierra Firme -

Se me va la cabeza? Pos vale.

Susan, siempre sueles remitirme al cabaret, pero nunca dejas la URL y no sé qué dirección es.

Anónimo -

se te va mucho la cabeza

brubou -

Siempre pienso que el camino es lo mas interesante.
A quien le importa hoy donde estará en 10 años, pero ahora...

Susan -

Hola Fredy, he dejado en el cabaret buenas noticias musicales en estos tiempos que corren... Canciones nuevas:) Pásate y podrás escuchar algunas de ellas, un beso;)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres