Blogia
En Tierra Firme

El cántaro de oro


Cuenta la leyenda que un orfebre creó un cántaro de oro. Ese cántaro de oro cayó en manos de una escultora que lo utilizaba para transportar aguas y beber de él. El cántaro tenía unos poderes mágicos que hacía que todas las aguas que pasaban por su interior se depurasen. Todo el mundo quería un cántaro así. Pero un día, la escultora, decidió comprar otro cántaro porque pensó que ella no necesitaba un cántaro tan valioso porque con uno simple de barro le bastaba para satisfacer sus necesidades. Así que se deshizo del cántaro tirándolo por la ventana. El cántaro, pese a ser de oro, se rompió. Una artista que pasaba por allí lo recogió y se lo llevó a su casa, intentó repararlo, pero cuando fue al río a por agua apreció que por sus grietas se colaba el agua y no se podía guardar nada en él. Así que también lo tiró por la ventana. De este modo fue pasando de mano en mano sucesivamente. Todos los propietarios que tuvo apreciaron el valor de su material y todos coincidieron en que el cántaro era una rareza arqueológica excepcional, aunque rápidamente quedaban defraudados al ver que no podía transportar agua y ni aportarles nada útil. Nadie quería quedarse un cántaro tan caro y que no tenía ningún provecho. Sabían que repararlo resultaba más caro que comprarse uno nuevo. Como en aquel lugar todo se regía por la ley de la oferta, la demanda y el coste de oportunidad, todos preferían olvidarse del cántaro de oro y comprarse un cántaro de barro simple, práctico y útil.

Un día, unos expertos se reunieron para decidir cual sería el futuro de ese cántaro. Dieron por hecho que ese cántaro jamás podría ser útil aunque tenía unas características dignas de admiración. Concluyeron que lo trasladasen a un museo arqueológico de mucho prestigio donde quedaría expuesto al público y se custodiaría como patrimonio nacional. Acto seguido metieron al cántaro en el museo. Lo colocaron en una vitrina central donde fue admirado por muchos y querido por pocos. Esa noche llovía y hacía frío.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

14 comentarios

En Tierra Firme -

Fenix, te propongo que digas qué le falta a la historia o cómo la hubieses acabado o qué hubieses hecho tú con el cántaro. No lo digo por recriminar, lo digo porque lo interesante de esto es que cada uno imagina una historia para el cántaro.

monocamy -

Pues yo habría fundido el cántaro y me habría hecho un pedazo de sello que ni te cuento... xD

(como el que me regalaron para mi primera comunión y me cargué jugando con las bolitas de mercurio de un termómetro roto, mismamente).

Rosicky -

Interesante historia... El cántaro podría representar mismo la vida de muchas personas e incluso de la poesía... Alguna gente tiene algo que los convierte en personas excepcionales pero que pasan desapercibidos y a pesar de su valor los pequeños defectos o cosas que tenga... Lo hacen pasar como una sombra inútil...

Comparto lo que dice Marta... pero a veces realizarse según uno mismo no sirve absolutamente para anda... Aunque siempre te quedará el orgullo de haberlo hecho...

Lo que no entiendo es a la gicha que porque tira el cántaro... Y me hace gracia el tío que está en el río y "así que tb lo tiró por la ventana" ajajaj da la impresión de que había una ventana flotando al lado del río y cogió el pavo y la tiró por ahí xD

Un abrazo amigo! :)

Fenix -

A su y a asuntos incestuosos: acepto barco como animal acuático xDD. Cierto es que pasan esas cosas en la vida... pero no dejan de sorprenderme...

Su -

:-) Me sorprende el final. Esperaba otra cosa, que hiciesen algo con el cántaro o algo así. Qué curioso ¿no? siempre esperamos finales sorprendentes cuando en realidad la vida nos enseña que las cosas suelen tener finales como el de este relato. Lógicos.. y que cada uno saque sus propias conclusiones o moralejas :-D

Un beso Fredy, ¿estás ya de vacaciones?

Tu niña -

Ah sí?? a ver quién pone
las esposas a quién.
Creo que te dejaré usarlas
siempre y cuando yo use el
látigo cariñet.

Nanit amorcito .





Celia -

La tía esa cometió un error al tirar el cántaro por la ventana ( que mira que era tonta, podría haberlo vendido y ganarse unas pelillas), pero es curioso ver como los errores de uno, son el bien de otro.
Un beso Fredy.

Tu biznieto -

Hola, mi bisabuelo papuchi ha muerto, pero me queda el recuerdo de su hijo, que es más pequeño que yo. Mi mamá Chaveli me dijo que al yo nacer ya era tioabuelo. Podré decir... me voy de marcha con mi tiabuelo y resulta que saldré con alguien pequeño que yo!

Tu niño -

Te tengo preparadas unas esposas y un látigo que vas a ver tú lo que es bueno. Tanta tontería ya....

Tu niña -


mmmmmmm , pero qué leo cariñito ??? Cómo que en una vitrina ? Eres admirable , inteligente , sensual , si es que me tienes loquita y lo sabes ;) Está perfecto así , pero ya sabes que yo si te valoro en lo que realmente vales . Te quiero mucho mucho ! Muaaaaaaaaa !!!

Ministra de A.A. Incestuosos -

A mi me parece ke la historia está bien como está, no todos los ciclos se cierran, hay cosas ke se kedan asi, sin mas.
Es como yo, cuando me muera espero dejarmelo todo a mitad, eso significará ke no presentia mi muerte.

Besos y tocamientos a todos/as.

Fenix -

Mmmm, a mi gusto tb le falta algo... xD

Lucia -

Fredy..mas decepcionat!me quedat en les ganes de saber quin era el final, ho senc home, xo aixo q es?ai mare.bnit

Marta -


Pienso que da igual de qué está hecho el cántaro , si de oro , de plata o de barro ; lo importante es que sea buen cántaro que es realmente su función en la vida . Si lo extrapolamos a personas , tb pienso igual , lo importante es realizarse en la vida según uno mismo , no según los demás .
Bien escrito !
Un besu apo :)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres