Blogia
En Tierra Firme

La persistencia de la memoria

La persistencia de la memoria En un día puedo vender hasta 25 o 30 teléfonos, todo números distintos y todos a personas distintas aunque, eso sí, todas digan lo mismo, preguntan lo mismo e incluso todos parecen tener la misma voz estúpida.

Hoy ha venido un engendro humano que compró un teléfono ayer preguntándome gilipolleces sobre los mensajes multimedia. Al encender su teléfono me ha venido a la cabeza su número pin que le puse el día anterior, le pregunto si su número pin es el 9998 y el tío me dice

- Joder macho, qué cabeza tienes.

Al escuchar eso me he regocijado en mi vanidad pensando en lo inteligente que soy.

Más tarde he ido al cajero automático porque necesitaba dinero para tomar café, mientras caminaba seguía pensando en la extraordinaria memoria que tenía y en lo increíblemente sorprendido que se habrá quedado el engendro del teléfono, no encontraba ninguna explicación a como Dios podía haber creado a un ser tan excepcional y con tanta memoria como la mía. Yo mismo estaba sorprendido de mi propia capacidad intelectual.

Siempre he tenido mala memoria, pero tras un suceso como el de hoy he empezado a pensar que estaba eliminando ese defecto. Desde siempre los tests de inteligencia me han salido altos, pero cuando salía un gráfico con todas las capacidades, todas salían altas salvo la memoria, que se colocaba aproximadamente en el 25% de la mediana.

Al llegar al cajero he puesto la Visa, he puesto el número, he intentado sacar dinero y me ha salido en pantalla: PIN ERRÓNEO.

No me acordaba del número pin de mi tarjeta que llevo utilizando con frecuencia desde hace más de 5 años, he llamado a casa para que buscaran en un cajón donde tengo apuntadas todas esas cosas para que me dijeran el número.

Tras conseguir sacar los 20 euros del cajero me he ido a la cafetería a seguir pensando en lo extraordinario que soy, me había acordado de un pin del día anterior y rebosaba de felicidad por ello. Todavía no había asociado el hecho de haberme acordado de un pin del día anterior con el de no acordarme del pin que llevo utilizando 5 años ya que mi estupidez es ilimitada. Estaba sumergido en mis delirios de grandeza imaginandome ganador en competiciones de concursos de memoria.

Pasado un rato en las nubes tomándome un café me he ido de la cafetería.

Dos horas después, tras una exploración rutinaria de mis bolsillos, he descubierto que todavía figuraban en mi poder los 20 Euros que había sacado, con los cuales tenía que pagar el café entre otras cosas. También me había olvidado de pagar en la cafetería.

Volví a la cafetería a pagar porque me conocen y es cuando me he asumido que mi memoria no ha mejorado en absoluto. Lo del pin ha sido sólo un espejismo y la memoria sigue brillando en mí por su ausencia.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

Jeronimo -

Permitame que le comente que es usted bastante tonto ademas de un comepoyas subnormal.
Un cordial saludo para el comepoyas

En Tierra Firme -

Rosicky sí que me acuerdo de ti, tanto que hoy has vuelto a salir en mi sueño, te lo digo en serio. Deberías conectarte más para hablar más.Pues ya me contarás lo que tengas que contarme... que por cierto es completamente real.

Rosicky -

Tas senil tío. Eso es lo que realmente te pasa, ya ni te acuerdas de tu pobre compañero de las américas. Aunque me conecto poco sí... ahora toy intentado buscar curro, ya te había comentado... La vida me domina... Dejémoslo.

Jooo... es que no sé cómo explicarlo. Del escrito, qué decir, que tienes una imaginación desbordante a la hora de escribir, independientemente de que eso sea completamente real o no. Lo único te tengo que comentar una cosilla de tu admirable estilo :) Na, no te molesto más. Un abrazo ;)

Venus -

Jajajaja pues a mi me parece que lo unico bueno del articulo es el cuadro... jajajaja hay que ya conoce tu mala memoria!!!! Y bueno, tus delirios de grandeza tambien, pero a quien no le guste que se pegue un buen cabezazo!!! xao besos!!
Y casate conmigo de una puta vez ya, cojones!!

su -

Qué bueno!! Tengo un amigo que se jacta constantemente de lo inteligente que es y de la memoria tan prodigiosa que tiene, más tarde he quedado con él, y le contaré lo que te pasó a ti con el pin del cajero a ver si se le bajan un poco los humos.

Jajaja, lo de la cafetería muy bueno...

Un beso

Salvador Dalí i Doménech -

En 1938 mi padre me expulsó de casa tras mi estelar actuación en la academia de San Fernando ante el tribunal examinador que pretendía con insolencia evaluar mis conocimientos sobre la pintura de Rafael, ya sabes, cuando me negué a someterme a aquella pantomima diciendo a los profesores: "me niego rotundamente a esta prueba ya que YO DALÍ sé muchísimo más acerca de Rafael que todos ustedes juntos". Bien, como consecuencia de ese acto de incalificable heroicidad, mi padre decidió echarme de casa. Unas semanas más tarde remití a mi domicilio paterno un sobre grande que contenía una bolsa de plástico viscosamente lubricada con mi semen, junto a una pequeña nota dirigida a mi padre cuyo texto decía: "ya no te debo nada"

Xely -

¡Qué curiosa es la mente! Pero eso sí, cuando le da el puntazo, tienes una memoria prodigiosa!
Se ha hecho muy amena la lectura, ha sido muy interesante, y como te dije antes, el detalle de poner el cuadro del genio Dalí, La persistencia de la Memoria ha sido genial, y como ya sabes, me encanta dicho cuadro. Saludos!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres