Blogia
En Tierra Firme

Experimento científico-literario sin ninguna finalidad aparentemente útil para contrastar el valor del poeta y de su poesía.

Nos encontramos en la planta 160 del Empire State, a un lado tenemos a un poeta cuyo nombre mantendremos en el anonimato y al otro lado tenemos una hoja con una poesía del mismo autor colocada en un atril. Bajo, está la gente expectante que se han hecho eco del experimento y conocedores de que su veredicto será muy importante para las conclusiones finales.

A continuación, procedemos a lanzar al poeta por la ventana al cual hemos tenido que reducir atándolo de pies y manos porque se resistía a ofrecerse voluntariamente a este experimento por el bien de la ciencia y la humanidad.

Lanzamos al poeta por la ventana.

El poeta cae dando 3 vueltas sobre su eje y emitiendo un sonoro “AAAHHHH” antes de estrellarse contra el asfalto.

Tras un golpe seco el poeta acaba destrozado con sus vísceras esparcidas en un radio de diez metros.

La gente está muy decepcionada con el poeta, abuchea, silva y se agita iracunda, algunos, pese a ser un espectáculo gratuito, reclaman la devolución del importe de su entrada.

Volvemos a la planta 160 del Empire State.

Ahora lanzamos la poesía por la ventana.

La poesía surca por los cielos como una paloma enamorada, algunos la confunden con el espíritu santo, desciende desde los cielos poco a poco con sus movimientos musicales, cae silenciosamente como una hoja perenne de otoño, planea como un águila que sobrevuela el cosmos y se agita de un lado a otro como el péndulo de un reloj que marca las horas que faltan para ver a la mujer amada. Finalmente, aterriza en el asfalto como una mariposa perdida en el suelo urbano que quiere conocer la tierra firme.

La gente aplaude enloquecida ante el espectáculo de la poesía, vitorean, dan saltos de alegría y sumidos en una profunda hilaridad llenan las calles de serpentina y confeti. Abren botellas de cava y por momentos bailan alrededor de la poesía recién aterrizada olvidando el cadáver del poeta que es pisoteado con indiferencia por la muchedumbre.

Conclusiones finales:

A) El poeta grita cuando cae.
B) La poesía no grita cuando cae.
C) La poesía mantiene su belleza incluso después de la muerte del poeta.
D) La poesía puede ser recitada tras la muerte del poeta que la escribió.
E) El poeta no puede recitar tras su propia muerte.
F) El poeta no sobrevive a una caída de 400 metros
G) La poesía sobrevive a una caída de 400 metros y se cree que podría soportar caídas desde alturas mucho mayores.
H) La muchedumbre olvida con facilidad momentos dramáticos y se entretienen con nada.

Conclusión general:

- Exponiendo a la poesía y al poeta ante situaciones extremas la poesía parece mucho más valiosa que el propio poeta

Nota final: Para la gente susceptible a escandalizarse ante experimentos de esta índole, le recordamos que este experimento nunca fue llevado a cabo ya que el Empire State tan sólo tiene 103 plantas.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

8 comentarios

brrunoh -

CHE
HIJOS DE PUTA PORQE SON TAN NERDS?

Fenix -

Genial tu, tu relato y los comentarios de rosicky

Polen -

Vaya tela chiquillo... ¿has pensado en dedicarte en serio a la ciencia? ¿que papel te iría más, un poeta científico o un científico poeta?
Besos :-D

En Tierra Firme -

A Taylor W. Lockman:

Cierto es el experimento con Bustamante, e incluso también habría una diferencia, y es que cuando cae el cantante... la gente se alegraría

En Tierra Firme -

Dios dios diossss perenneee, lo he metido ahí completamente convencido jajajaja. Gracias por tu aclaración... tendré que rectificar... aunque eso me da mucha pereza y siempre termino por no cambiar nada... la vida es igual, no se puede volver atrás para cambiar las cosas que hicimos mal.

De todas formas lo dejaremos ahí, nadie se habia dado cuenta hasta ahora.... jajajaja.

Rosicky -

Joder... Realmente cierto... Esto me recuerda a un poema de Baudelaire que se llama El albatros y la última estrofa dice así:

El poeta es semejante al príncipe de las nubes
que frecuenta la tempestad y se burla de arquero (esto más bien es la poesía),
desterrado en el suelo en medio de los abucheos,
sus alas de gigante le impiden caminar.

Y como vemos en este caso, también le impiden volar.

A veces no se valor al que hace una obra de arte, y eso tampoco mola.

Y como dijo Bécquer: Puede no haber poetas pero siempre habrá poesía.

Y sí, tienes una imaginación magnífica, y una expresión tb envidiable. Y esas imágenes, de cuando el papel cae, preciosas ;) Pero una cosa, si la hoja es perenne como cojones se cae¿?¿?¿? ;)

Un abrazo mu fuerte :).

P.D: En la otra historia no me deja poner comentarios :(

Taylor W. Lockman -

Afortunadamente, en el caso de reproducir el experimento con Bustamante y una copia de su último cd ambos se harían trizas :-)

XeLy -

Jajaj Qué bueno! ( aunq el poeta no opine lo mismo) jijij
Me encantan tus tesis, son originales, interesantes y divertidas!
Un besote!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres