Blogia
En Tierra Firme

El mundo da muchas vueltas y por eso nos mareamos.

El mundo da muchas vueltas y por eso nos mareamos.
A veces me gustaría encontrar una salida pero no sé ni de dónde quiero salir. Me siento atrapado en la vida como una mosca que ha caído en una telaraña y espera a que la gran araña negra venga para comérselo. Si al menos encontrase un incentivo por vivir, una alegría, una ilusión... pero no encuentro nada. Todo tiene un sabor insípido y toda la carne es cruda. Falta algo grande, algo que me haga mantenerme despierto, algo que me quite el sueño.. pero ahora lo único que quiero es dormir. En Internet no encuentro ninguna noticia interesante, la gente se muere y yo me empacho de comida. Me cuesta leer cinco páginas seguidas de cualquier libro sin que me dé sueño. Sentarme a escribir me supone un suplicio. Caminar es aburrido, ver la tele es aburrido, las películas son aburridas, no aguanto a la gente y me cuesta mantener el hilo de una conversación con cualquier persona. Ya no quiero cambiar al mundo, simplemente quiero que desaparezca.

En el trabajo mato las horas pero también me suicido un poco cada día. La gente viene con sus teléfonos a preguntarme tonterías. Quieren los últimos modelos más modernos. Quieren tener de todo en su teléfono. Odio a la gente que se pasa todo el día enganchada al teléfono, parece que vivan dentro de su teléfono. A través de los teléfonos están lavando el cerebro a la población. Los móviles y la televisión hacen que la gente se vuelva imbécil. Los que quieren dominar el mundo a través de la globalización ya lo saben y por eso nos infectan la programación de la televisión con concursos que no estimulan la inteligencia, con programas del corazón donde hablan de personajes de mierda, de este modo consiguen que nadie piense y todos estén tranquilos y sin ganas de iniciar una revolución marxista. Los niños envidian los juguetes de sus amigos y la única preocupación que tienen es conseguir los mismos juguetes que ellos. La educación va a peor, la media de coeficiente intelectual disminuye cada vez más. Si os fijáis, cada año las notas de corte para entrar en las universidades son más bajas. La inteligencia brilla por su ausencia, y yo, que siempre he defendido la libertad, estoy trabajando para los globalizadores, para los destructores de principios y de ideales. En la educación pública ya no existe el individuo, sólo hacen que fomentar los trabajos en grupo para que las ideas de uno se disuelvan en beneficio del conjunto entero. Quieren que pensar esté prohibido. En los medios de comunicación sólo transmiten inseguridad para que el ciudadano esté intranquilo. Quieren que los propios ciudadanos sean los que demanden más seguridad, incluso a cambio de ceder su propia libertad individual. Los globalizadores saben que si siguen así, los padres acabarán viendo con buenos ojos que a sus hijos se les implanten chips para saber dónde están y, al final, la humanidad acabará esclavizada y controlada por cuatro grandes manipuladores de mentes. Y eso es fácil de conseguir: tan sólo tienen que reducir los presupuestos de seguridad para que las fuerzas del estado sean más deficientes y que así anden unos cuantos asesinos en serie sueltos sembrando el terror. Entonces la gente pedirá y cederá lo que sea por estar segura, incluso a costa su propia libertad. De hecho ya está muy difundida entre la población esta nefasta idea de decir: “a mí no me importa que me investiguen ni que escuchen mis conversaciones telefónicas, yo soy un hombre de bien y no tengo nada que ocultar, y si eso es a favor de mi propia seguridad que lo hagan”. Los que dicen esto o es que no han estudiado, o no han sabido lo que hemos conseguido a lo largo de la historia, la gente se olvida con facilidad de lo que significa la idea de LIBERTAD y lo que costó conseguirla.

El sistema está mal hecho, a nosotros, a los promotores, nos estimulan con el gran engañabobos de los incentivos para que compitamos por vender más. Nos dan un caramelito por haber vendido los 200 teléfonos al cabo del mes y ellos, los grandes, llenarán sus arcas a costa del esfuerzo ajeno, y si por casualidad te has quedado a 20 teléfonos de llegar a tu objetivo (que suele ser siempre, lo tienen más o menos estudiado) no te dan el caramelito y ellos han tenido muchísimos más clientes a los que les sacan los cuartos. También nos envían cartas diciéndonos que frecuentemente nos visita un cliente fantasma, de esos que contratan las mismas empresas para evaluar si somos eficientes en nuestro trabajo. Nos dicen que si les atendemos bien, les mostramos el teléfono, se lo encendemos y le descargamos cosas, podremos entrar en el concurso de una Play Station o un Mp3. Con eso quieren que a todo el mundo que se acerque a preguntar les enseñemos los malditos teléfonos, que los engatusemos con la cantidad de opciones que tienen, que se queden embobados con la gran tecnología 3G y se vayan a sus casas con uno de ellos. Sin embargo, no he conocido todavía a ningún compañero al que le hayan dado un premio por haber atendido bien al cliente fantasma. ¿Será una mentira para hacernos vender más? A mí no me estimula nada que me digan que entraré en un concurso, pero a otros sí, y es lo malo, para mí son los azotes que les dan a los condenados a galeras pero a la moderna. Les hacen remar para nada.

Adoro a la gente que me pide teléfonos simples, de esos que ya no se hacen, que sólo sirven para hablar y para enviar mensajes. Los que más los piden son los viejos, ellos saben lo que es práctico y lo que no. A esa gente puedo confesarles abiertamente que los teléfonos con cámara son una tontería, yo llevo dos años con uno y todavía no he mandado ninguna foto, lo que pasa que teniéndola creemos tener algo más valioso y nos vamos con la sensación de haber hecho una buena compra. Sin embargo, todos los niñatos desean los mejores teléfonos, quieren bluetooth, infrarrojos, melodías polifónicas, Mp3, cámara, vídeo, 3G, televisión. ¿Pero qué quieren demostrar con sus teléfonos? ¿Qué son más guays? ¿Quieren despertar la admiración de sus amigos? Cada vez que me viene un niñato a comprarse un teléfono porque el bueno se lo han robado me alegro. Se lo robarían porque no pararía de mostrarlo por ahí para creerse un poco más superior y algún envidioso se lo robaría. Eso te pasa por imbécil.

Y es que la tontería por los teléfonos llega hasta cuotas insospechadas. La semana pasada vino a comprarme un teléfono UN SORDOMUDO. Lo acompañaba uno que hacía de intérprete entre él y yo. Para colmo no era un teléfono de 3G con el que pudiera comunicarse por señas con otro sordomudo. Según me dijo lo compraba “porque le gustaba mucho”. Vale que pueden enviar mensajes, pero se lo compró más bien por el bluetooth y por el vídeo. ¿Por qué no te compras una cámara normal so tío idiota? ¿No sabes que las fotos de los teléfonos salen como el culo?

Y es que la superficialidad que me envuelve me puede. Mis compañeros de trabajo sólo hablan de compras, de discotecas y de tonterías. Yo no puedo integrarme, me dicen que soy calladito, ¿Pero qué quieren? ¿Que me ponga a hablar con ellos de sus mismas tonterías? Hoy mismo una compañera de trabajo me ha preguntado qué he vendido, le he dicho que he vendido cinco teléfonos de tarjeta, dos de contrato, y que he hecho dos reconversiones, al decir eso me he quedado pensando en la palabra y he dicho: “Qué jodido esto de llamar reconversiones a la gente que se pasa de tarjeta a contrato ¿no? Es como si se cambiasen de religión”. Ella, que estaba escribiendo en el ordenador, se para de pronto, se gira, me mira como si estuviese loco, hace un gesto de extrañeza y me dice: “Con eso de la religión me has dejado loca”. Y se vuelve a girar cara al ordenador y contina escribiendo mientras piensa que yo soy un loco al que se le va la pinza. ¿Cómo podía explicarle que a veces creo que las compañías de teléfono son las nuevas religiones del siglo XXI? Hoy en día o eres de Movistar, Vodafone o Amena. Entre las compañías se matan y se hacen la competencia por conseguir a los fieles de las otras empresas, para ello les hacen más descuento a los que vienen de otra compañía que a los que ya están en ella. Quieren tentar a los clientes, y cuando consiguen atraer a uno quieren que sean fieles a ellos, les estimulan con programas de puntos diciéndoles que cuanto más consuman más descuento les harán cuando quieran comprarse un teléfono nuevo, después les hacen firmar un contrato de permanencia de 18 meses con el que le obligan a estar pagando 9 o 25 euros al mes durante año y medio aunque no gaste el teléfono, y si por alguna de aquellas se le ocurre darse de baja antes, tiene que pagar una indemnización de 150 euros o de lo contrario pasará a formar parte en una lista de morosos, y a partir de entonces, les denegarían cualquier préstamo y crédito que soliciten, no se podrían pagar un coche a plazos ni comprar un piso, tampoco podrían hacerse otro contrato con otra compañía porque ya llevarían la cruz de morosos por siempre hasta que paguen.

Nos tienen cogidos por los huevos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

12 comentarios

Fénix -

Un post explícito que muestra tu realidad y la de los phones, gran primer comment de rosicky, el resto los he medio omitido por aburrimiento, ya que rosi lo ha expresado bien. SALUDOS.

Ada -

De nada.

triskel -

Gracias por tus animos Ada,espero que cambie porque sino no se donde voy a ir a parar.

Ada -

Parece que esos gritos van por mi comentario. No entiendo el porqué. Es un comentario lleno de simpatía, sinceridad y ánimos. Qué extraño blog! Y la libertad de expresión, se considera ahora "CONTAMINACION" ? Aceptaré la censura, pensaba que la "contaminación" era producida por otras cositas que se dicen, pero bueno, lo oscuro sólo reconoce a lo oscuro.

En Tierra Firme -

NO A LA CONTAMINACIÓN DE BLOGS.

GRACIAS.

Ada -

Valeee, he hecho mis deberes y me he leído todo, todito, hasta los comentarios.
Lo tuyo es un bajón seguro y eso de comer tanto es ansiedad, a mí me pasó una vez, gracias que no engordo jeje; pero si tú engordas, pues con ponerte a ver a Mamen tienes, par de pajillas y te mantienes en forma :)
El mundo...no cambiará así como así por lo que no debes gastar energías en amargarte por él; quédate con su parte linda como yo, funciona ehh.
El trabajillo, eso nada hombre, tómalo como lo que es, un trabajo que te aporta algo de dinero para tus cosas o planes. Si te comes el tarro por todo, serás más infeliz aún si cabe.
La araña negra mmm, eso está más jodido, pero yo me cargué una con un buen sable tipo samurai, la dejé sin cabeza, fíjate tú! Yo allí dominaba a la bestia, toda afanada y eso que era enorme ehh, pero pude con ella, jajaja.

Y ahora a los comentaristas, no sea que se ofendan también jeje.

Rosicky, tu poema de solidaridad y afecto a tu amigo, está muy bonito y sentido. Me ha gustado mucho.

Trankiller, sigue insistiendo a lo mejor pica ;)

triskel, no pierdas la esperanza, siempre que se cierra una puerta, otra se abre; aunque cueste tanto verla porque las lágrimas empañan su visión. Ánimo y una sonrisita ahí, mujerr, que el mundo no se acaba por la mierda traicionera de mucha gente. Tú, "palante"

Ada, la próxima vez no seas tan vaga y léete todo, todito antes de comentar.

Buenas tardes a todos.

Ada -

jejejeje, graciasss ;)

En Tierra Firme -

Adoro a la gente que comenta sin haber leído nada.

Ada -

Te marearás tú, porque lo que es yo, no mareo ni en barco jaja.

triskel -

Hola, pues yo también comparto mucho como te sientes. Los sentidos de mi vida van y vienen, pero ahora estan desaparecidos totalmente y creo que esta vez se quedarán.
Para mi la vida no tiene sentido, esperaba cambios en mi vida que no han llegado. Ni creo que lleguen, cuando parecen llegar todo se derrumba. Así que tambien me siento que soy esa mosca que ha caído en la telaraña; que es la puta vida, que lo único que hace es darte puñaladas una tras otra.
Además como tú bien dices esta sociedad no tiene sentido con tanta superficialidad, cada día que salgo me dan asco de tanta gente la mierda que tienen dentro.
Bueno, pues hola compañero de cárcel de telarañas. Esperemos que nos coman pronto para no sufrir más.

Trankiller -

Lo de las compañias es cierto, es mas, hará cosa de tres años me acuerdo ke hablabamos de una "teoria" usted y yo ke resumida era mas o menos asi:

Los rojos son de vodafone.
Los fachas de movistar.
Y de amena... son los verdes.

jajajaja ke grandes tiempos akellos en los ke yo no llevaba una cruz en la frente por ser diferente...

Rosicky -

Si nuestro reino no fue de este mundo,
y sabemos de cierto que no hay otro,
dime lo que nos queda,
amigo,
dime lo que nos queda.

Ni siquiera deseos, ni siquiera esperanza;
un confuso montón de sueños negros,
eso es lo que nos queda,
amigo,
un confuso montón sólo de sueños.

Cada vez más pequeño.
Ya cabe en un pañuelo, igual que el llanto.
Pero cómo nos pesa,
amigo,
pero cómo nos pesa.

Más cuanto menos.


¡Gran post amigo! Nada que añadir puesto que has sabido trasladar a la perfección mi desgana... :( Un abrazo!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres