Blogia
En Tierra Firme

Tirarse por el balcón

Tirarse por el balcón
- ¿Bajamos?
- Prefiero hacerme otra.
- ¿Qué otra?
- Toma mi chaqueta.
- Gracias.
- ¿No tienes frío?
- No, hace calor.
- ¿Y por qué yo tengo frío?
- Para gustos los colores.
- Pero tener frío no se escoge.
- El sabor del queso tampoco.
- ¿Y el sabor de la mierda?
- ¿Te refieres al sabor de boca que tengo cuando no como?
- ¿Y qué ocurre con el agua?
- El agua es insípida, el agua baja, sube, desaparece, se congela, pemanece.
- Pero nunca nos bañaremos dos veces en el mismo agua.
- Aquí no hay quien se hunda.
- Tira todo el aire… ¿Qué pasa? ¿No te gusta mi chaqueta?
- ¿Qué no te gusta mi mierda?
- Siempre estamos con los gustos, a mí me gusta hablar de otras cosas.
- Yo tuve un hijo.
- ¿Y qué es nacer?
- ¿Bajamos?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

11 comentarios

Penamiento -

Yo solo veo un diálogo inconexo, sin sentido,,, creo que el autor intenta plasmar una realidad, una falta de comunicación entre las personas, y como cada uno mira para sí, como dos personas pueden hablar por hablar sólo por ese hecho. Sorprendentemente me ha gustado, quizás solo por se distinto de lo habitual.

Anónimo -

lo he leido detenidamente. soy muy corta para este texto mi marci.

Visitante -

"southmac" si lo de zorra o astuta lo dices por mí, tal como entiendo... sí, es cierto, sólo quería saber si era una frase peloteo más, típica de esta obsesa fan y comentarista, o era una proposición digna de razonarse.
Me interesaba la explicación desde ese punto d evista. Siempre es positivo aprender de los demás; pero como había leído par de comentarios, entre ellos los de la señorita, pensé: hala, ésta es la que aspira a ganar el juego ese que se montó el Fredy, ese del video juego, es decir, una pelota más aspirante al trono, jeje.
Hala y ahora dime "Qué hija de puta" xDDD

southmac -

vaya zorra (cariñosamente)

Visitante -

Ya decía yo...

Visitante -

Celia, ¿por qué no explicas esa lógica aplastante?
Me gustaría leerlo, gracias.

Celia. -

Muy bueno. Aparentemente es un caos de frases sin sentido, pero si lo lees más detenidamente es de una lógica aplastante.
¿Sabes? Me recuerda un poco a "Rayuela", de Cortázar.

Un besote!

Mararía -

Sólo aclarar que usó esa imagen para representar dos personas en la conversación. No observó los detalles que ha dicho el Visitante. Se limitó a poner una imagen adecuada y ya está.
Siendo justos, el tono irónico que emplea el Visitante cuando habla de la elección de colores de mesa y sillas, creo que es para hacer notar que la imagen dice mucho. En una puesta en escena hay que cuidar todos los detalles.
Por el diálogo, decir que logró representar a dos personas diferentes y está claro el dominio del rojo en cuanto a organizar los momentos, etc.
Sin más que hacer notar, me largo a disfrutar las vacaciones.
Hasta cuando sea a todos.
Y no os olvidéis...

¡VIVA LA REVOLUCIÓNNN! ;)

Visitante -

Mmmm, nadie ha dicho más. Bien, diré una observación más que aprecio en el texto.
El rojo hace la misma pregunta al comienzo del texto y al final: ¿Bajamos?
Es dictatorial, impone su forma de hacer las cosas. No pregunta al blanco si le parece bien bajar en ese momento. El dirige el cotarro o lo intenta como el que dirige una peli. Organiza y establece cómo hay que proceder usando, eso sí, pocas palabras y de forma cortante, no dando pié a nada más. De ideas fijas, sólo se escucha a sí mismo. Además, por el título del post, se da a entender que él rojo es el razonable, y deja en el aire la evidencia de que el blanco es el que quiere tirarse por el balcón.
Esta técnica la usan muy bien los de tipo color rojo.
Presupongo que el blanco se quedará estupefacto ante la idea ya pensada e inflexible del color rojo.
Qué le resta hacer al blanco? Nada, sólo asumir que no existen los colores como tal, que todos son derivaciones del blanco, por expresarlo de forma más clara.

Muy interesante este post, sí señor.

Visitante -

De colores...
Dos sillas blancas ante una mesa blanca, no veo una silla roja y otra blanca, ni dos rojas, sólo dos blancas.
Habla el rojo desde el Yo, yo y yo. El rojo es peligro, advertencia del mismo. Siendo un color cálido, es individuialista. Plantea su forma de ser y punto. Es incapaz de hacer lo que hace el color blanco, dar luz. El blanco no es uno, es dos ya. Es capaz de trascenderse a sí msimo y decir: nosotros. El rojo dice: yo.

Cómo hacer que se entiendan dos colores diferentes?
Si ponemos dos sillas rojas, ninguno se percatará de que el otro existe, son dos yoes en su mundo; pero hay dos sillas blancas por lo que es obvio que la única forma posible para que haya dos sillas y no una sola, es el color blanco, tal como muestra la imagen escogida por el autor.
Me quedo con la sabiduría del blanco, aunque la prepotencia del rojo está bien cuando se trata con máquinas, o cuando es necesario llamar la atención, para eso está el rojo.

el_Vania -

Bueno.
Muy bueno.
Aparentemente superficial, pero más profundo que el lecho donde reposa el Titanic.
Me ha gustado. De verdad.
Lo bueno de que lo hayas puesto en plan diálogo, con cada diálogo en un color distinto, es que facilitas la lectura entre líneas.
Enhorabuena.
Un saludo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres