Blogia
En Tierra Firme

Tomando notas en la cafetería

Tomando notas en la cafetería

Decidí darme un paseo por Valencia. Por fin se habían acabado las fallas. Ahora las calles estaban más tranquilas y las ratas habían vuelto a las alcantarillas. Me senté en una cafetería del centro. La calle estaba muy concurrida. Me fijé en la gente que transitaba. La mayoría estaban más sosegados después de las fiestas, pero aún así, casi todos caminaban con prisa. Trotaban hacia sus trabajos a ritmo de obligación. Me pregunté si eran felices. Me fijé en todas las personas que pasaban. Supongo que si las parase y les preguntase si son felices me dirían que sí. Pero viendo sus caras uno sabe si son felices o no y sabría que muchos de ellos me mentirían. Durante un tiempo estuve observando, pero nadie me pareció realmente feliz. De pronto, vi a uno que caminaba a un paso lento y tranquilo. Iba más bien sucio y con ropajes andrajosos, pero eso le importaba un comino. Se veía claramente que era feliz. Estaba disfrutando del paseo y, sobre todo, se sentía bien con lo que hacía. Cuando se perdió entre la multitud comencé a reflexionar sobre aquel tipo. Llegué a la conclusión que para ser feliz hay que disfrutar con lo que uno hace. No te debe importar lo que digan ni hagan los demás. Nada.

Pagué el café y me largué de allí. Ya estaba harto de mis estudios antropológicos intuitivos. Al pasar al lado de un portal oscuro, me vi reflejado en el cristal y no me reconocí.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

17 comentarios

wiShe -

veo q este tema de la felicidad te inquieta, siempre lo ha hecho. no podria explicar todo lo q pienso ni aki ni ahora, un dia en cullera q este contg de conversacion enrrollada, quiza, me atrevoa predecir pasandonos porrillos de buen material, te contare sobre este tema..besitossssssssssssssssss par mi nene

En Tierra Firme -

\"lo cortés no quita lo valiente\" = frase para quedar bien cuando no se tiene nada que decir y es adecuada en cualquier situación.

Anónimo -

Se agradece la corrección. No tuve ocasión de estudiarlo, pero lo hablo a diario.
Lo cortés no quita lo valiente, y la urbanidad no tiene precio.
Sin rencores.
Vive y deja vivir.

En Tierra Firme -

El valenciano, orgulloso de serlo, no sabe ni escribir valenciano:
Ya=Ja
es=és (con tilde)
á=a
má=mà

De nada.

Ya saps qui es -

Per que no t´en vas á fer la má?

En Tierra Firme -

Por lo menos ahora no has firmado como el valenciano y no avergüenzas al país con tu patriotismo pueblerino fanático. que te den valencianito!

Besos amargos del valecianito

Manuel -

No lo puedes remediar: Eres un amargado pesimista nato.

monocamy -

Creo que fue Sócrates quien dijo que le gustaba pasearse por el mercadillo de lugar donde residía... \"para ver todas las cosas sin las que puedo ser perfectamente feliz\".

En Tierra Firme -

Visitante anónimo, Como bien ha dicho el pequeño gran Rosicky, no me refería a que la suciedad es una señal de la felicidad. Eso tan sólo era una descripción del hombre. Nada físico ni material tiene que ver con la felicidad. Más bien es el porte, la actitud, y lo que me llamó la atención de aquel transeúnte era su semblante feliz basado en la aceptación de sí mismo y en lo que hacía.

Rosicky -

Creo que no se refiere a que la suciedad es algo propio de sentirse bien... sino que él va sucio y se siente bien, le importa una mierda lo que opinen, no como a otros... Y esa es la clave... sentirse a gusto con uno mismo vayas sucio o limpio...

Fredy!!!!!!!! No me habías dicho que también estaba tertuliando mi otro enamorado Benjamín Prado xD :) Mil gracias tío! Qué ilu ajajaja! Qué bien habla Montero!!!

Un abrazo!!! :)

Anónimo -

¿Por qué no te reconociste?
Estoy de acuerdo con lo que dices, pero ¿qué tiene que ver la suciedad con sentirse bien? No creo que sea excluyente, ni que infiera felicidad tener aspecto de poca higiene.

Fenix -

Me ha gustado mucho la reflexión, la foto es cojonuda, quien la hizo??, de cuando es???, te has vuelto a dejar el pelo largo!!!

Su -

Cietamente una de las claves de la felicidad es sentirse a gusto con uno mismo con lo que hace.
A mí de vez en cuando, también me da por analizar a la gente así, ¿será feliz?....



Marta -

Ahora he dejado de observar tanto a los demás\" mmm, no quiere decir que haya dejado los espejos humanos, hijito ;)

Rosicky -

Yo observo a los demás porque también es una manera de verme a mí, de comprenderme, de ser... :(

Marta -

Hasta no hace mucho hacía lo mismo que vosotros. Ahora he dejado de observar tanto a los demás para observarme a mí;)
¿Me gusta lo que veo? Sí, pero con propósito de mejorarlo.
Aiosss chicos :)

Rosicky -

Y el hombre del cristal... ¿era feliz o infeliz?, ¿o preferiste no preguntarle?...

No me gusta la nueva forma del blog :( Está muy sosa respecto a anteriores versiones :(

Un abrazo maestro y a seguir con estas reflexiones y esta manera de expresarlas :) Yo tb me detengo a observar a la gente muchas veces... Los buses son todo un hervidero de soledades y anécdotas... Ay, multitud, soledad inmensa...

Un abrazo amigo!!!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres