Blogia
En Tierra Firme

La verdadera historia de la muerte

La verdadera historia de la muerte

Rodolfo era más feo que Picio (tenía feo hasta el nombre). Desde pequeño ya apuntaba maneras, su madre murió de un paro cardiorrespiratorio tras parirlo, pero no fue por culpa del parto, no. La tragedia comenzó cuando cogió a su bebé en brazos. Era tan feo que al verlo no pudo creer que había parido a una criatura tan horrible y su corazón no pudo resistirlo y murió. Nadie pudo hacer nada por salvar su vida porque parió sola en un granero de un pueblo perdido de Teruel. Así comenzó la historia de la muerte.

Durante el primer día Rodolfo se alimentó del pecho de su madre muerta. La macabra amamantación no sólo era un presagio de su siniestro futuro sino que fue el alimento de su vocación. Su complejo de Edipo le llevaría siempre a desear los senos muertos de su madre.

El segundo día de vida la madre ya no daba más leche y comenzó a apestar. Era una madre soltera, por lo que nadie echaba en falta su presencia. En Teruel nadie echa en falta la presencia de nadie. De hecho, lo raro es que haya alguna presencia en esa provincia que no existe, o, mejor dicho, que está muerta.

Por allí se acercó una loba que olió la presencia del niño. La loba estaba muy cultivada, leyó muchos libros (al contrario de lo que pueda parecer, los animales pueden leer, lo que ocurre es que nunca nadie se ha molestado en enseñarles). Su intención no era comerse al niño (al contrario de lo que pueda parecer, los lobos no son seres sanguinarios que se comen a los niños malos, a veces también tienen sentimientos, el cuento de caperucita dio la mala fama a estos animales), su verdadera intención era convertirse en un mito. Ella había leído la historia de Rómulo y Remo y quería convertirse en la patrona de Teruel (aunque era una ciudad que no existía), se visualizó como Luperca dando de mamar a Rómulo y Remo en el escudo de la Roma. Si amamantaba al niño algún día podría estar en el escudo del equipo de fútbol de Teruel jugando la Champions League (Al contrario de lo que pueda parecer, los animales son más tontos de lo que parecen).

Así que la loba se acercó al niño y se dispuso a darle una teta. De pronto le dio la vuelta a Rodolfo y vio su cara. La loba cayó fulminada, murió de un susto al ver la horripilante cara del niño.

Al día siguiente aquello parecía un desfiladero de animales. Todos querían darle de mamar al niño para convertirse en leyenda y algún día estar en el escudo del Teruel fútbol club jugando la Champions (aunque no exista equipo de fútbol en Teruel, porque, como todo el mundo sabe, Teruel no existe). Hipopótamas, luciérnagas, jirafas, velociraptoras, vacas, y un sin fin de hembras de todas las especies mamíferas se acercaron con la intención de amamantar al niño, pero todas murieron de un infarto al ver la cruel fealdad del niño. Las malas lenguas cuentan que incluso algún que otro macho fue a intentar darle de mamar al niño, pero no queremos imaginar qué iba a darle de mamar, por dios, qué asco.

Afortunadamente, por allí pasó una topa (la novia del topo). Se acercó y debido a su ceguera pudo darle de mamar al niño. Nunca sospechó que estaba amantando a un adefesio que provocaba sustos de muerte a todo aquel que lo mirase. Durante los siguientes años Rodolfo fue criado con topos que vivían bajo la superficie y se convirtió en una especie de Tarzán de los topos.

La topa lo crió pensándose que era una bellaza, imaginando que se convertiría en un adonis encantador. Se veía a sí misma (pese a ser ciega) en el escudo del equipo de fútbol del Teruel Fútbol Club jugando la Champions.

Rodolfo se fue haciendo mayor. De vez en cuando salía de los túneles subterráneos para ver la luz del día. Le gustaba jugar con mariposas, cada vez que cazaba una se moría al ver la horrorosa y asquerosa cara de Rodolfo. Tampoco le resultaba difícil salir de caza, le bastaba salir de detrás de un árbol para matar a toda una manada de ciervos y alimentarse durante varios meses. Podríamos decir que Rodolfo tuvo una infancia feliz, no muy distinta a la de cualquier niño de Teruel que, como todos, viven incomunicados en algún pueblo de cuatro o cinco habitantes que desconocen las maravillosas ventajas que la electricidad aporta al ser humano.

Cuando Rodolfo cumplió 14 años sintió un impulso incontenible de bañarse en un río. Quería experimentar la sensación de lavarse, pensó que podría ser algo estimulante. Cuando se acercó al río se vio un pequeño reflejo de su cara y se dio un susto de muerte. Por suerte sólo se vio la frente y tan sólo se desmayó, de haberse visto la cara entera podríamos estar hablando de un suicidio. A partir de entonces asoció el agua con el peligro y nunca más se le pasó por la cabeza bañarse.

Días más tarde, y aunque parezca mentira (ya que en Teruel no habitan personas)vio pasar cerca de su casa a una chica con dos coletas. Rodolfo se enamoró instantáneamente de ella. La observaba detrás de unos matorrales. Tras unos minutos de intensa emoción hormonal decidió salir de su escondrijo y presentarse ante su amor. Así que salió y ella murió ipso facto al ver la terrorífica fealdad de Rodolfo.

Entonces se enrabietó y comenzó a maldecir su suerte. Pero él hablaba en el idioma de los topos y dijo algo así: Puschif pufi cuschip pufit macawendios yenla virgen. Así que se fue a su refugio, donde todavía estaba el esqueleto de su madre, allí iba cuando se sentía triste. Entre los objetos del granero vio una guadaña y un traje negro. No sabía para qué servía la guadaña, pero quedaba muy bien estéticamente y decidió enfundarse la ropa y salir por el mundo teruelano para vengar la muerte de su novia.

No tuvo mucho trabajo en Teruel porque Teruel ya está muerto. Pero decidió traspasar las fronteras de Teruel. Fue un gran cambio para Rodolfo saltar al mundo civilizado. Entre Teruel y el resto de España hay una diferencia de varios millones de años de evolución. De hecho, se dice que en Teruel todavía quedan ejemplares vivos del hombre de Cromagnon.

Fue entonces cuando nació el mito del hombre que anda con una guadaña y al que visita se lo lleva al otro mundo.

Muchos científicos de pacotilla niegan la existencia de la muerte personificada. Pero es que los científicos a veces parecen idiotas, argumentan que nunca nadie ha visto a la muerte. Pero vamos a ver idiotas: ¿Es que no sabéis que si alguien lo ve se moriría y no viviría para contarlo? Es que parecéis tontos.

Otro tema controvertido sobre la muerte es su paradójica inmortalidad. Pero todo tiene una explicación científica: los virus tienen tanto miedo de su cara que nunca invaden su cuerpo. Ni los piojos quieren saltar a su cabeza. Tampoco envejece porque sus células nunca hacen copias de sí mismas. Las células son inteligentes y son tan consecuentes con el medioambiente que no quieren hacer más copias de sí mismas para que nadie sufra la fealdad de Rodolfo. Por lo tanto no se produce ese proceso de envejecimiento causado por los pequeños errores en las copias de las células.

Rodolfo, o la muerte, como se le quiera llamar. Aún va por ahí provocando muertes. Algún día nos visitará. Tengan cuidado y procuren mantener los ojos cerrados para no verle.

La topa que amamantó a Rodolfo todavía sigue viva y sueña que algún día su proeza se verá recompensada. Espera que el Teruel F. C. Gane la champions con ella en escudo. Pobre ilusa, pero es lo que tienen los ciegos: que a veces no quieren ven la realidad.

 

Pd: La historia se me ocurrió cuando vi a una chica tan fea que me dio un susto. Se me aceleró el corazón y pensé: joder, si llega a ser más fea ma mata de un infarto. Entonces imaginé a la chica fea y pensé que una persona tan fea que matase a la gente de sustos podría ser la muerte. Gracias a esa persona por inspirarme. No siempre las musas son guapas.

Pd2: Sergio, recupérate pronto. Estoy deseando que vuelvas a escribir tus obras maestras en tu blog. Un abrazo.

ACTUALIZACIÓN:

La muerte en acción, no se pierdan este video:

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

22 comentarios

wer -

la verdad es que el texto es bastante malo. una pérdida de tiempo leerlo. no se que pretendes escribiendo un blog. Déjalo, no vales.

daniela -

woliizz
aki patodito
ia zabez k roiio
akiiz xD
hee al chikle no puedo kreerlop
como el anonimo de arriba puraz mamadaz
nh

anonimo -

k pinchez mamadaz
no sirven al chile no tienen
k poner puraz mamadas
no se pasen

Anónimo -

¡Qué histérica la Sofi!¡Y qué mal gusto con esas mayúsculas!
Por las formas, es obvio que tu opinión pierde fuerza.
Coincido en que es bueno, pero nada como para ponerse que casi te dan los choques, jeje.

SOFIA -

PIENSO QUE TU RELATO ES GENAIL, UN HUMOR NEGRO BASTANTE FINO, QUIEN SE SIENTA OFENDIDO/A, NO TIENE SENTIDO DEL HUMOR, EN FIN, EN LO PARTICULAR ME AGRADÓ MUCHO LEERTE, FELICIDADES.

Polvo Eres -

Len, me rindo contigo, plofff.

(sin remedio)

En Tierra Firme -

:S

Yo me pego un tiro.



lenita -

pues no lo sabía la verdad,,, no lo había oído nunca¡¡¡ voy a buscar en san google a ver si encuentro la historia,,, mientras mátame si kieres¡

de todas formas aunque lo haya cambiado por un chico me ha gustado mucho como lo narra,,, muy buena historia

Ornitomono -

Mucho tiempo sin escribir nada tan bueno!! enhorabuena!!
besosss

Polvo Eres -

Querida Len, la muerte siempre ha sido represenatada con capa y guadaña. Durante siglos ha sido así. Lo que sí tiene imaginación es la causa de su personificación, basada en la fealdad de una chica, aunque tuvo la delicadeza de ponerlo como chico xDDD.
Tanta historia del medieveo y no lo sabías. Es para matarte! xDDD.

lenita -

me ha gustado la historia,,, puede ser cruel quizá pero por imaginación,,, vamos, te ganarías el premio nobel¡¡ nunca se me habría ocurrido pensar en la muerte con la capa y guadaña de esa manera,,

la sonrisa -

pues a mi me ha hecho bastante gracia jajajjaa joer, no os pikeis los de Teruel, ni las feas (yo lo soy y no me he picado)
Creo que si lees el post con ironía, sarcasmo y humor (que creo que es como se ha escrito) tiene bastantes puntazos.
Así que la muerte se llama Rodolfo... yo conozco a dos, menos mal que no son tan feos como pa matarme de un infarto jajajaja
Salud!

Sherezade -

Me he reido mucho, y he disfrutado leyéndote :)

Bixina -

Me ha venido a la mente el chiste ese de que al parir y ver al niño el médico dice a la madre: "si vuela es un murciélago" :oD

Déjalo que se me va la olla :oP

Saludines :o)*

Polvo Eres -

Genial la frase del comentarista Rosicky: "Por cierto... ¿Has pensado por qué tú no has muerto todavía? ;)".

Bueno, la Muerte te la inspiraría una chica feísima, pero me parece muy cruel, a pesar del humor con que escribes el Pd, el decirlo.
A todas estas y a tu última frase sobre lo ciegos y su dificultad para ver la realidad, hay quien ve la paja en el ojo ajeno y no ve la viga en el suyo. Es decir, tú no eres un adonis como para asegurar tal cosa xDDD O tal vez por eso le pusiste Rodolfo a la muerte ;)
Saludos, Fred.

guixots -

Rosicky, cuando tengas blog, ya avisarás. Esperaremos impacientes :)

Últimamente, Fredy, la tomas con Teruel, con Barcelona... Quizás sea que viajar no te sienta bien. ;p

Saludos.

pacotilla -

¿imparcial? ¿hormonas?, pero si yo soy de arcilla, yo de eso no tengo...

Rosicky -

Tenemos que terminar el diseño del blog. Mil gracias por ayudarme. Ya estoy mejor, hemos arreglado las cosas. Aunque hay mucho de que hablar.

Lo que me duele es llevo meses sin escribir un verso. Y no, no porque salga con alguien. Me pasa desde hace mucho. No sé qué me sucede. Creo que es cuestión de voluntad.

A ver cuándo hablamos y gracias por todo, maestro.

La idea del texto es excepcional. Un poco caótico, pero muy divertido.

Teruel no existe, jijiji.

Por cierto... ¿Has pensado por qué tú no has muerto todavía? ;)

¡Un abrazo, eminencia!

Mercedes -

Gracia? Tu si que la haces patetica pacotilla. Sublime, dices... La idea no esta mal, pero el texto no esta a la altura. Que pienses que es sublime es porque no eres imparcial. Cuestion de hormonas, probablemente je je.

pacotilla -

Lo que si tiene gracia es el comentario que haces..

Adriana -

Soy de Teruel y lo que escribes es una ofensa para nuestra provincia. Como se nota que no has venido ni has visto lo bonita que es, si no no escribirías toda esta mierda que escribes con la que encima pretencias hacerte el gracioso sin tener gracia alguna.

pacotilla -

Sublime Fredy
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres